Aceite de Coco Ver más grande

Aceite de Coco

Aceite base de coco 100% natural y puro. Procedente de Indonesia. Para hidratar y cuidar todo nuestro cuerpo: piel, cabello, labios, etc... Ideal para diluir en él aceites esenciales puros o añadirlo a tus mascarillas. Contiene 100 ml. Apto para veganos.

Más detalles

4,80 € IVA inc.

Más información

El aceite base de coco es un aceite poco graso 100% natural y puro y procedente de Indonesia. El aceite de coco es rico en ácido láurico, lo que le confiere propiedades como las propiedades antifungida (para combatir los hongos), antibacteriana y antiviral.

La propiedad más conocida del aceite de coco es la propiedad hidratante, puesto que este aceite nos puede ayudar a hidratar tanto nuestro cuerpo y nuestra cara así como nuestro cabello, a modo de sérum, e incluso en los labios, a modo de bálsamo labial. Al hidratar la piel, este aceite también nos ayuda a prevenir las arrugas debido a que ayudará a rejuvenecer y regenerar la piel.

Cómo utilizar el Aceite de Coco

Para aplicarlo en la cara o en nuestro cuerpo, podemos aplicar el aceite de coco puro directamente sobre la piel o añadiendo unas gotas en la crema de tratamiento habitual, ya sea crema hidratante o exfoliante (teniendo la crema en la palma de la mano y añadiendo unas dos o tres gotas en ese momento). Es recomendable aplicarlo mediante suaves masajes circulares y evitando el contacto con los ojos. Otro método para aplicarlo en la piel, e incluso en el pelo, es añadiendo unas gotas de aceite de coco a una mascarilla de arcilla, con lo que obtendremos los beneficios de ambos.

Beneficios para el cabello del Aceite de Coco

En el caso de aplicarlo en nuestro pelo, el aceite de coco puro no solo hidratará el cabello sino que además le aportará brillo y fortalecerá las fibras capilares, lo cual fortalece el pelo y ayuda a prevenir la caída del cabello, para conseguir esto es necesario aplicar un poco en el cuero cabelludo para que el ácido láurico penetre en las cutículas y pueda fortalecer las fibras capilares, lo que también te ayudará a combatir la caspa gracias a sus propiedades fungicidas y antibacterianas.

Si tu problema es que tienes el pelo encrespado y sin brillo, puedes emplear este aceite como acondicionador después de tu champú habitual y aplicarlo después de desenredar el pelo desde las puntas a mitad de la melena, más o menos. Para que sea más efectivo puedes envolverlo con papel film o una toalla y mantenerlo así durante media hora. Es importante recordar que si no lo vas a aclarar después no es necesario nada más que aplicarte unas gotitas en el cabello, ya que si aplicas mucha quedará dejará tu pelo con un aspecto grasiento y desagradable.

Otro uso para el cabello que podemos darle al aceite de coco es la de ayudar a eliminar los piojos y las liendres del cabello. Con el fin de conseguir esto se necesita aplicar una gran cantidad de aceite de coco en el pelo seco y envolverlo con un gorro de ducha (y una toalla si gotea mucho) y dejarlo actuar 40 minutos. Después ducharse y lavarse el pelo con champú un par de veces hasta que se no se quede el pelo graso. Para añadir más efectividad a este truco se puede mezclar el aceite de coco con unas gotas de aceite de árbol del té o con vinagre de manzana.

Al ser este un aceite base se puede usar para diluir en él algún aceite esencial puro y poder aplicarlos directamente sobre la piel o el cabello, aprovechando así de los beneficios de ambos aceites, como hemos explicado anteriormente.

Cada envase contiene 100 ml de aceite de coco puro. Apto para veganos.