Aceite de Lavanda Ver más grande

Aceite de Lavanda

El aceite esencial de lavanda actúa como relajante, calmante, anti-inflamatorio, antibacteriano, regenerador y rejuvenecedor. Ayuda a repeler los insectos. Solo aplicar unas gotitas  y siempre diluido en un aceite base. Contiene 10 ml. Apto para veganos.

Más detalles

2,70 € IVA inc.

Más información

El aceite esencial de lavanda es uno de los aceites esenciales más relajantes empleados en la aromaterapia. Este aceite puede emplearse añadiéndolo a un baño para hacerlo más relajante o poniéndolo en un quemador de aceite para crear un ambiente relajante. Además, esto también podría ayudarte a repeler insectos y polillas, tanto en tu piel como en tu hogar.

El aceite esencial de lavanda no solo tiene propiedades relajantes, también pueden ayudarnos a cuidar nuestra piel gracias a sus propiedades cicatrizantes y antibacteriana este aceite es muy útil para emplearlo en la desinfección y curación de heridas y quemaduras.

La propiedad regeneradora de la lavanda hace que, junto con la propiedad cicatrizante, pueda cuidar y regenerar la piel, rejuveneciéndola y protegiéndola. Con esto conseguimos retrasar el envejecimiento de la piel, reducir las arrugas y mejorar los casos de dermatitis, acné y pequeñas marcas que pueda presentar la piel. Además, también es muy útil para limpiar en profundidad la piel y a favorecer la regeneración de las células.

Otra de las propiedades del aceite esencial de lavanda es la propiedad antiinflamatoria y analgésica, es decir, la propiedad de reducir o calmar el dolor. Estas dos propiedades hacen que el aceite esencial de lavanda pueda ser empleado para tratar el dolor y la inflamación que se producen con los golpes y contusiones, moretones, dolor e inflamación muscular y articular. Para ello, es necesario masajear la zona con aceite esencial de lavanda mezclado con un aceite base (como el aceite de almendras dulces, el aceite de oliva o el aceite de argán) es un remedio natural y sencillo que podemos utilizar para aliviar y mejorar estas dolencias.

Para beneficiarnos de estos beneficios y propiedades que el aceite esencial de lavanda tiene para la piel, y como en cualquier aceite esencial, es más recomendable aplicarlo diluyendo unas gotas en un aceite base para evitar que el aceite esencial pueda irritar la piel. Otra opción en aplicar el aceite esencial de lavanda en nuestra crema habitual, ungüento casero o mascarilla de arcilla para aprovechar sus propiedades.

Uso del Aceite Esencial de Lavanda

Precauciones y contraindicaciones:

  • No aplicarlo directamente en la piel, siempre diluirlo antes en un aceite base.
  • No emplear más de 2 a 4 gotas cada vez y, como mucho, 2 o 3 veces al díal.
  • No aplicar en mujeres embarazadas o durante la lactancia.
  • No administrárselo a los niños menores de 6 años.
  • No aplicarlo en personas alérgicas a cualquier tipo de aceite esencial
  • No debe ser utilizado por personas con las siguientes enfermedades: Parkinson, Epilepsia, Úlcera gastroduodenal, Gastritis, Colitis, Enfermedad de Crohn y Síndrome del intestino irritable.

 

Cada frasco contiene 10 ml de aceite esencial de lavanda. Apto para veganos.

Opiniones

Sea el primero en dar su opinión !