Aceite de germen de trigo Ver más grande

Aceite de germen de trigo

Aceite base de germen de trigo 100% natural y puro. Sin parabenos ni toxinas. Procedente de Estados Unidos. Propiedades hidratantes, suavizantes, rejuvenecedoras y reparadoras para la piel y el cabello. Ideal para diluir en él aceites esenciales puros o para mascarillas. Apto para veganos.

Más detalles

4,50 € IVA inc.

Más información

El aceite de germen de trigo es un aceite 100% natural y puro, no contiene toxinas ni parabenos. Este aceite procede de Estados Unidos y el método para su extracción ha sido mediante presión en frío de la semilla germen de trigo, por lo que conserva intactas todas sus propiedades y beneficios.

El aceite de germen de trigo presenta un color ámbar oscuro y un suave aroma a nuez. Este aceite es perfecto para tratar tanto nuestra piel como nuestro cabello, siendo empleado principalmente para hidratarlos. A continuación os detallaremos los beneficios que presenta para cada uno.

Beneficios para la piel

El aceite de germen de trigo tiene un alto contenido de en nutrientes esenciales, entre los que se encuentran los ácidos grasos Omega 3 y 0mega 6, predominando este último. Estos nutrientes y ácidos grasos esenciales le aportan sus principales propiedades hidratantes y nutritivas, por lo que es perfecto para hidratar las pieles secas o pieles deshidratadas.

Otra de las propiedades que el aceite de germen de trigo tiene para nuestra piel es su propiedad regeneradora, gracias a su alto contenido en Vitamina E, que le aporta un efecto antiarrugas perfecto para tratar casos de envejecimiento prematuro.

Este aceite puede ser aplicado para tratar nuestra piel de diferentes formas, ya sea añadiéndolo a una mascarilla, como por ejemplo las mascarillas de arcilla, o directamente aplicando una pequeña cantidad sobre nuestra piel a modo de sérum o crema hidratante. En este último caso, también puede ser mezclado con otros aceites base o esenciales para aprovechar los beneficios de ambos aceites.

Beneficios para el cabello

El aceite de germen de trigo puede ofrecernos grandes beneficios para nuestro cabello, estos beneficios se deben a los anteriormente mencionados ácidos grasos y nutrientes esenciales presentes en el aceite, entre los que se encuentran sus proteínas, gracias a las cuales este aceite ayuda a fortalecer las fibras capilares y los folículos, evitando así que el cabello se rompa y reduciendo la caída excesiva del cabello.  

Su propiedad hidratante, suavizante y reparadora, no solo hacen del aceite de germen de trigo una buena opción para mantener hidratado nuestro cabello sino que al fortalecer las fibras capilares y sellarlas, también consiguen reducir las puntas abiertas y evitar el temido encrespamiento del cabello o “frizz”. Todas estas cualidades hacen que de este aceite una alternativa natural a los acondicionadores comerciales, mucho menos sanos para nuestro cabello dado su contenido en productos químicos.

Para aprovechar sus propiedades para nuestro cabello, es recomendable aplicarlo y dejarlo actuar un tiempo antes de enjuagarlo y lavar nuestro pelo de forma habitual.

Al ser el aceite de germen de trigo un aceite base se puede usar para diluir en él algún aceite esencial puro y, con ello, poder aplicarlos directamente sobre la piel o el cabello, aprovechando así de los beneficios de ambos aceites, como hemos explicado anteriormente. También puede ser aplicado mezclándolo con otros aceites base como son el aceite de argán o el aceite de almendras dulces, o incluso puede emplearse para elaborar mascarillas para la piel o el pelo con el fin de hidratarlos, como por ejemplo, con la mascarilla de arcilla rosa.

 

Contiene 100 ml de aceite de germen de trigo puro. Apto para veganos.

Opiniones

Sea el primero en dar su opinión !