Aceite de macadamia Ver más grande

Aceite de macadamia

Aceite base de nuez de macadamia 100% natural y puro. Sin parabenos ni toxinas. Procedente de Australia. Propiedades hidratantes, regeneradoras y suavizantes para la piel y el cabello. Ayuda a tratar la caspa y la caída del cabello. Ideal para diluir en él aceites esenciales puros o para mascarillas. Apto para veganos.

Más detalles

Este producto ya no se encuentra disponible

5,25 € IVA inc.

Más información

El aceite de macadamia es un aceite 100% natural y puro, no contiene toxinas ni parabenos. Este aceite procede de Australia y el método para su extracción ha sido mediante presión en frío de las nueces de macadamia, por lo que conserva intactas todas sus propiedades y beneficios.

El aceite de macadamia tiene un leve aroma a nuez moscada y presenta una textura ligera, fluida y ligera, gracias a su textura es perfecto para aplicarlo por la piel, incluidas las pieles grasas, sin que nos aporte una sensación grasa. Entre sus componentes destaca su contenido en grasas monoinsaturadas, entre las que podemos encontrar:

-          Ácido oleico: el aceite de macadamia es muy rico en ácido oleico Omega 9. Este ácido le otorga su propiedad antiinflamatoria,  que lo hace ideal para el cuidado del cutis y para evitar la caída del cabello. Este aceite tiene, por tanto, aplicaciones cosméticas similares al aceite de oliva o el aceite de argán, ya que ambos son muy ricos en grasas Omega 9.

-          Ácido palmitoleico: este ácido graso monoinsaturado al igual que el ácido oleico, lo hace perfecto para cuidar la piel, especialmente para protegerlo de los factores externos como el frío o el viento.

Otras propiedades del aceite de macadamia:

  • Cuidado del cutis y la piel: Gracias a sus propiedades hidratantes, suavizantes y calmantes de la piel, que protege a las células de la oxidación, por lo que previene el envejecimiento prematuro mientras regenera y aporta elasticidad y tonicidad a la piel. Su protección de la oxidación de las células junto a su propiedad regeneradora, lo hacen perfecto para ayudar a controlar manchas de la piel debidas a la edad o a la exposición al sol.
  • Efecto calmante: debido a su efecto calmante, este aceite puede ser empleado para hidratar la piel tras la depilación.
  • Cicatrizante: Este aceite es un gran cicatrizante y junto a su propiedad regeneradora, lo hacen perfecto para evitar la aparición de las estrías. También puede ser empleado en pequeñas quemaduras solares o causadas por el fuego.
  • Para la piel seca: las hidrata y les devuelve la humedad que tanto les hace falta.
  • Para la piel grasa: Si tienes la piel grasa, mezclar este aceite con aceite esencial de lavanda para mejorar y potenciar sus efectos sin que temor a que obstruya los poros.
  • Para la caspa y la caída del cabello: el aceite de macadamia puede estimular el cuero cabelludo gracias a sus propiedades percutáneo-estimulantes, lo que ayuda a reducir los casos de caspa, en especial si se le añaden algunas gotas de aceite esencial de romero antes de su aplicación en el cuero cabelludo. Gracias a su contenido en ácidos grasos oleico, linoleico y palmítico ayuda a tratar la caída del cabello.
  • Puntas abiertas y encrespamiento del cabello: Este aceite hidratará el cabello mientras repara las puntas abiertas. También ayuda a controlar el encrespamiento o “frizz” de nuestro cabello.

Precauciones:

Debido a que el aceite de macadamia puede producir sensibilidad, es necesario que las personas con problemas de dermatitis tengan especial precaución al usarlo.

Al ser un aceite base puede ser usado para diluir en él algún aceite esencial puro, en especial, el aceite esencial de romero o el aceite esencial de lavanda y, con ello, poder aplicarlos directamente sobre la piel o el cabello, pudiendo aprovechar así los beneficios de ambos aceites y evitando a su vez que dicho aceite esencial pueda dañarnos la piel. También puede ser aplicado mezclándolo con otros aceites base como son el aceite de argán o el aceite de oliva Otra forma en la que podemos beneficiarnos de sus beneficios es emplearlo para elaborar mascarillas para la piel o el pelo con el fin de hidratarlos, como por ejemplo, con la mascarilla de arcilla rosa.

 

Contiene 100 ml de aceite de nuez de macadamia puro. Apto para veganos.

Opiniones

Sea el primero en dar su opinión !