Aceites para reparar la piel tras la exposición solar

Reparar la piel tras la exposición solar

A estas alturas del año es necesario poner especial atención al cuidado de nuestra piel. Para ayudarte a poder cuidar tu piel después de tomar el sol, queremos presentarte algunos aceites que te ayudarán a reparar la piel tras la exposición solar del sol.

Estos aceites tienen como principal beneficio no solo favorecer la reparación de la piel sino ayudar a mantenerla hidratada e incluso más calmada tras la exposición solar. Aunque siempre hay que tener en cuenta que es necesario tomar el sol y salir a la calle con protector solar, para evitar que los rayos solares puedan dañar nuestra piel.

A continuación te ofreceremos el listado de los aceites base o portadores y los aceites esenciales que pueden ser útiles para dicho fin. A su vez, también te presentaremos sus beneficios principales.

Reparar la piel tras la exposición solar

Reparar la piel tras la exposición solar con aceites esenciales

Aceite de oliva

El aceite de oliva es perfecto para ayudarnos a cuidar nuestra piel, ya sea tomándolo en las comidas como si lo aplicamos en nuestra piel añadiendo unas gotas a nuestra crema hidratante. Este aceite no solo nos favorecerá la hidratación de nuestra piel sino que ayudará a mejorar el resultado a la hora de reparar la piel tras la exposición solar..

Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es perfecto para reparar la piel tras la exposición solar o si se producen quemaduras solares, debido a sus propiedades cicatrizantes y regeneradoras. Dichas propiedades lo hacen perfecto para reparar la piel tras la exposición solar e incluso cuando presenta heridas leves o han sido sometidas a intervenciones quirúrgicas. Este aceite también es muy eficaz para tratar o reducir las manchas solares, debido a que el aceite de rosa mosqueta es muy útil para promover la producción de melanina en la piel, con lo que también nos ayuda a unificar el tono de la piel.

Aceite de coco

El aceite de coco es muy hidratante, por lo que es perfecto para cuidar nuestra piel y nuestro cabello, a la vez que ayuda a reducir y controlar la producción de sebo (grasa) en la piel. A esto se le une su capacidad de protegernos de un porcentaje de los rayos solares mientras favorece a evitar las rojeces y las quemaduras, ya que nos ayuda a bloquear aproximadamente el 20% de los rayos UVA, aunque no sirve para bloquear los rayos UVB, muy importantes para sintetizar la vitamina D. A pesar de que ayuda a bloquear los rayos UVA, no es recomendable emplearlo de forma exclusiva para protegernos de los rayos solares de la piel.

Otro beneficio de este aceite es la de ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro, por lo que es perfecto para tratar las arrugas del contorno de ojos y las bolsas en los ojos. Pero estos no son los únicos beneficios para el cuidado de nuestro rostro, ya que este aceite puede emplearse para exfoliar y desmaquillar la piel. También puedes beneficiarte de algunos de sus beneficios para mejorar la salud y estado de tu cabello, ya que este aceite no solo hidratará el cuero cabelludo y prevenir las puntas abiertas sino que a su vez puede serte útil para reducir los síntomas de la caspa.

Reparar la piel tras la exposición solar

Aceite de almendras dulces

Este aceite tiene grandes propiedades humectantes, por lo que es especialmente útil para hidratar en profundidad la piel. Otro de sus beneficios que nos será muy útil para reparar la piel tras la exposición solar es que el aceite de almendras dulces es perfecto para regenerar la piel, por lo que es perfecto para utilizarlo para calmar las pieles irritadas y favorecer la curación de las quemaduras solares leves. En el caso de querer emplearlo para curar quemaduras solares leves, hay que tener en cuenta que es recomendable aplicarlo cuando la curación de la quemadura ya está avanzada o incluso cuando la piel está despellejándose.

Aceite de argán

El aceite de argán es perfecto para aplicarlo en nuestra piel y cabello antes del protector solar. Al hacer esto, el aceite hidratará en profundidad nuestra piel, evitando con ello la sequedad y el envejecimiento prematuro de la piel. Esto se debe a su alto contenido en vitamina E, lo que ayuda a combatir los radicales libres y aporta un efecto antioxidante. Por otro lado, su contenido en betacarontenos lo hacen perfecto para reducir el daño solar, le aporta a la piel más resistencia a las quemaduras y prolonga el bronceado.

En cuanto a los beneficios que nos aporta en el cabello, no ayudará a hidratarlo sino que también protegerá la fibra capilar de la radiación solar. También le aportará resistencia, brillo y suavidad al pelo.

Después podemos aplicar el aceite de argán después de la ducha para calmar y reparar la piel tras la exposición solar, gracias a sus ácidos grasos esenciales.

Aceite de caléndula

El aceite de caléndula tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que ayuda a reducir la inflamación, escozor e irritación de la piel tras tomar el sol. Además, este aceite es muy hidratante y humectante por lo que es perfecto para las pieles más sensibles e, incluso, las pieles atópicas.

Reparar la piel tras la exposición solar

Aceite de Aguacate

El aceite de aguacate es perfecto para humectar, hidratar y regenerar la piel y el cabello después de la exposición solar. Este aceite vegetal está especialmente indicado para las pieles secas y/o maduras, ya que sus ácidos grasos le aportarán dichas propiedades, ayudando con ello a mejorar la salud de la piel. También tiene efecto emoliente.

Aceite de Jojoba

El aceite de jojoba favorece el equilibrio del pH de la piel, al equilibrar los niveles de acidez que está presente. Por ello, puede ser empleado por todo tipo de pieles, consiguiendo incluso ayudar a mejorar el aspecto de las pieles grasas y mixtas. Una de sus ventajas a la hora de aplicarlo después de la exposición solar es que sus propiedades antiinflamatorias, hidratantes y nutritivas, serán muy útil para calmar y curar la piel después de tomar el sol. Otra ventaja que posee este aceite es que se absorbe muy rápido sin dejar una sensación grasienta en la piel. También puede ser empleado para hidratar el cabello después de tomar el sol.

Aceite de germen de trigo

El aceite de trigo contiene ácidos grasos y vitamina E, lo que le confiere propiedades antiarrugas, debido a que aportan firmeza y elasticidad a nuestra piel. Gracias a sus propiedades antiinflamatoria, hidratante, antimicrobiana y antialérgica es un producto natural perfecto para aplicarlo después de tomar el sol para ayudar a la piel a recuperarse después de tomar el sol. Reduciendo con ello, la irritación, el enrojecimiento y el escozor de la piel debidas al sol.

Reparar la piel tras la exposición solar

Aceite esencial de lavanda

Este aceite esencial tiene propiedades calmantes, antisépticas y anti estrés. Todo esto lo hace perfecto para tratar las pequeñas quemaduras del sol. Este aceite es uno de los aceites esenciales más seguros para aplicar en la piel directamente, aunque siempre es recomendable aplicar un poco en una pequeña zona de la piel para asegurarnos de que no haya reacción. Para tratar una quemadura solar que ocupe una zona amplia del cuerpo, se recomienda mezclar o diluir este aceite esencial con gel de aloe vera.

Esperamos que este post os haya gustado y os parezca muy útil para cuidar vuestra piel después de exponeros al sol. Si tenéis cualquier pregunta o sugerencia, no dudéis en dejárnoslo en los comentarios. ¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.