¡Precio rebajado! Mascarilla de Arcilla Verde Ver más grande

Mascarilla de Arcilla Verde

Arcilla verde en polvo para hacer mascarillas. Para todo tipo de pieles. Estimula la circulación y es ideal para enfermedades de la piel como el acné, psoriasis, eczemas y la rosácea. Alivia las quemaduras y las picaduras de insectos. Beneficiosa también para el cabello.

Más detalles

5,99 € IVA inc.

-0,46 €

6,45 € IVA inc.

Más información

Las arcillas han sido empleadas durante muchos siglos con fines medicinales y cosméticos en muchas culturas. En la actualidad, las mascarillas de arcilla son usadas como un método eficaz para tratar problemas en la piel, ya sea a nivel facial o corporal. Incluso podemos disfrutar de sus beneficios en nuestro cabello ya que desinfectará el cuero cabelludo y reforzará la raíz del cabello.

La arcilla verde de Ilita es la más empleada para tratar enfermedades de la piel, entre las que se incluye el acné, la psoriasis, eczemas, la rosácea, las picaduras de insectos o quemaduras solares. Esto se debe a que se ha usado desde la antigüedad para curar todo tipo de heridas, afecciones de la piel y problemas inflamatorios, por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias. En el caso de las heridas, es importante que la herida no esté abierta o esté a punto de cerrarse para evitar el contacto de la arcilla con la circulación sanguínea de forma directa, ya que debido a su propiedad de estimulación de la circulación sanguínea no lo hace lo más conveniente en esa situación.

Si empleamos la arcilla verde en forma de cataplasma (es decir, de forma más espesa) puede ayudarnos a tratar traumatismos y contusiones e incluso aliviar la hinchazón de esguinces y luxaciones. También nos puede ayudar a tratar casos de artritis, dolores de cabeza, varices, heridas y cortes, lumbago, fatiga e incluso soportar mejor la radiación en casos de radioterapia.

La arcilla verde es perfecta para aplicarla tanto en la piel normal como para piel mixta/grasa, debido a su capacidad de regular la secreción de grasa en la piel y, con ello, ayudar a restaurar el equilibrio del pH natural de la piel. Además, debido a que localiza las impurezas de los poros y las elimina, ayuda a desintoxicar nuestra piel.

Cómo preparar la mascarilla de arcilla verde

  • Alisar una pequeña cantidad de arcilla en un cuenco de vidrio o de cerámica (evitar el plástico y el metal) y añadir agua mineral, sin remover la mezcla, hasta que se forme una pasta suave.
  • Aplicar la mascarilla sobre la cara o el cuerpo y esperar sobre 10-15 minutos o hasta que la arcilla se seque un poco (cambiando así a un color algo más claro).
  • Eliminar la arcilla con agua tibia y secar con una toalla suave.
  • Puedes incluso añadir algunas gotitas de aceites esenciales o de aceites base a la mascarilla para obtener mejores resultados. Algunos de los aceites que ayudan a potenciar sus resultados son el aceite de neem, el aceite de lavanda o el aceite de árbol del té.
     

Cada envase incluye 100 gramos.

Opiniones

Sea el primero en dar su opinión !